miércoles, 7 de enero de 2015

Crees que Guido Girardi es un ladron







Ésta es otra de las polémicas en que se ha visto envuelto el legislador. Acá van otras…

Bien lo sabe Carabineros de Chile, dada la mala costumbre del senador de pedir sanciones a quien legítimamente lo infracciona (se sabe de al menos dos casos, en 1996 y 2008).. Pensé, de buena fe, que reiteraría la republicana actitud de, entre otros, Pedro de Vivar y Azua, primer Presidente en 1812 o de Camilo Henríquez, de los Alessandri, de Frei Montalva, de Patricio Aylwin, o más recientemente, de Gabriel Valdés, de Andrés Zaldívar, de Adolfo Zaldívar, de Sergio Romero, de Hernán Larraín, y privilegiaría el honor de su cargo por sobre sus intereses políticos..Los antecedentes eran claros. Pero pese a ellos, como muchos, quise creer que el cargo produciría transformaciones esenciales en la persona.



El Senado, el símbolo más prístino de la democracia, fue tomado en forma violenta por 60 manifestantes -entre alumnos y apoderados- que ingresaron exigiendo que ‘se le devuelva el poder al pueblo’.

Guido Girardi aseguró en 2009 que 100 mil personas podrían morir debido al contagio con la gripe AH1N1.Leer más en el post: Guido Girardi y su Prontuario

Por eso, cuando en 1997, queda grave tras un choque automovilístico cuenta con el apoyo de muchas personas.En 2010, presenta un aborto terapéutico inexistente, y su delfín Daniel Farcas es acusado en el escándalo de la becas Valech de la Uniacc

Elegido en cargos por la comuna de Cerro Navia, en la cual él ni su familia jamás han vivido, ha aceptado el reto de liderar el Senado con un estilo contradictorio. . Básicamente, por un acuerdo cupular, tan característico en estos tiempos de democracia y consensos, entre partidos de su coalición.

Pura imposición, pero ¿por qué millones de chilenos tendríamos que validar un acuerdo tomado entre cuatro paredes?, La primera cualidad por la cual un político debe luchar es la honestidad, es decir, la ausencia de contradicciones y discrepancias entre lo que piensa, lo que dice y lo que hace. Y no solo se debe ser honesto sino que parecerlo. La segunda cualidad que debe poseer un buen político es poseer una mente trabajada en la rigurosidad del saber y de hacer las preguntas correctas. Las convicciones son creencias, motivaciones y razones personales sobre las que se basan ciertas acciones. En otras palabras, el carácter se pone de relieve en la manera como el ser humano, procede consigo mismo y con los demás, en la manera de cumplir lo que se le encarga y en la manera de tratar las cosas. Así, la persona obtiene un reconocimiento implícito por parte de los demás, es decir, pasa a ser reconocida como una persona honorable. Pero, al final perdemos todos. Y no nos quejemos.

0 comentarios:

Publicar un comentario