miércoles, 7 de enero de 2015

Doce propósitos de salud para todo un año


Enero. Apuesta por una alimentación equilibrada y la decisión de practicar ejercicio físico de forma continuada.
Febrero. Deja un espacio diario para el deporte o el ejercicio. Aunque sea poco tiempo, tu organismo te lo agradecerá. Empieza hoy mismo andando media hora diaria.
Marzo. Plántate ante las malas comidas. Aliméntate de forma variada y equilibrada. Haz un esfuerzo y prueba nuevos alimentos que estén fuera de tu dieta.
Abril. Combina la actividad física con una adecuada hidratación y alimentación sana sin exceso de grasas. Conseguirás un peso equilibrado.
Mayo. Duerme lo necesario. Siete u ocho diarias son indispensables. Con un buen descanso reduces el riesgo de sufrir hipertensión, enfermedades cardíacas y hasta diabetes.
Junio. Come más fruta y verdura. Empieza poco a poco hasta que alcances las cantidades óptimas recomendadas. Cinco raciones diarias en total.
Julio. Con el lavado de manos se eliminan al menos un noventa por ciento de los microbios. Hazlo siempre para preservar tu salud, sobre todo tras estar con enfermos, cocinar o tras ir al baño.
Agosto. Disfruta del sol y del aire libre. La luz solar es fuente de vitamina D. Protégete de forma adecuada de los rayos fuertes y directos.
Septiembre. Cuando te sientes mantén la espalda recta. Nunca veas la televisión a una distancia inferior a dos metros y sin iluminación en el entorno.
Octubre. Intenta leer una novela que te resulte difícil o que nunca leerías. Escoge un clásico, que nunca pasa de moda. Estimularás tus neuronas y aumentarás tu inteligencia y concentración.
Noviembre. Prueba un nuevo modo de divertirte. Cuando acudas a una fiesta renuncia al alcohol y al tabaco y céntrate en disfrutar de la gente. Interésate por sus cosas. Te sorprenderás.
Diciembre. Aprende a meditar. No es necesario pertenecer a una religión ni ser especial. La meditación enriquecerá tu vida y te ayudará a minimizar los problemas.

0 comentarios:

Publicar un comentario